Nov 092018
 

Una mirada a la transformación de la percepción religioso-espiritual en la poesía.

Un acercamiento pormenorizado a la poesía de tema religioso-espiritual en Puerto Rico, desde sus orígenes hasta el modernismo literario, se encierra en Poesía y espiritualidad en la literatura puertorriqueña (Desde sus orígenes hasta el modernismo).  El libro, del Dr. José Juan Báez Fumero, se presentará el martes 13 de noviembre de 2018 en la Sala Madre Teresa de Calcuta a las 10:30 a.m.

La publicación recoge los momentos y los poetas más representativos, desde sus primeras manifestaciones escritas al inicio de la colonización española en el siglo XVI, hasta las primeras décadas del siglo XX.  Asimismo, el profesor del Departamento de Estudios Hispánicos de la PUCPR estudia los cambios socioculturales, los movimientos artísticos y las corrientes filosófico-religiosas que, a lo largo de esos siglos, fueron transformando la percepción del fenómeno espiritual y sus repercusiones en el mundo poético-literario.

 

Share
Nov 092018
 

Víctor García San Inocencio analiza la crisis fiscal, las medidas de austeridad y su impacto en la crisis social.

Celimer M. Torres

La crisis fiscal de Puerto Rico, las medidas de austeridad impuestas por la Junta de Control Fiscal y su impacto en la crisis de justicia social fueron materia de análisis en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.   El exrepresentante Víctor García San Inocencio presentó la conferencia Crisis fiscal, austeridad y justicia social en la que abordó estos temas desde la perspectiva de la equidad y la solidaridad.

El exrepresentante Víctor García San Inocencio presentó la conferencia Crisis fiscal, austeridad y justicia social en la que abordó estos temas desde la perspectiva de la equidad y la solidaridad.

Dentro de las medidas de austeridad más discutidas está el cierre de las escuelas en la Isla. Sobre esto García San Inocencio sostuvo “Trágicamente el cierre de las escuelas es de las medidas más terribles. Su efecto es devastador e inmediato, pero también es acumulativo a largo plazo.  El cierre de las escuelas va a llevar a que vacíen las comunidades donde se han cerrado los planteles, al desplazamiento de la población, al hacinamiento de los estudiantes en otras escuelas y está llevando a que colapsen las oportunidades de tener una buena educación por los elementos que van a interferir con el desarrollo de esos estudiantes en las escuelas receptoras”.

Estas medidas han agravado la desigualdad en Puerto Rico.  Ante esto, García San Inocencio manifestó “Sectores vulnerables de la población serán más vulnerables y algunos tendrán más de algún tipo de vulnerabilidad. Especialmente se afectarán servicios esenciales  como la salud, la alimentación y la educación especial.

La austeridad tiene rostro. Ese rostro son los cientos de miles de puertorriqueños que están pagando en carne propia los efectos de la austeridad.  Los puertorriqueños están teniendo, y cada vez van a tener menos medios para poder hacerle frente a satisfacer necesidades básicas y tener que escoger entre medicamentos o comida, o entre pagar el agua o la luz. Ese es el rostro de la austeridad, el rostro de quienes están sufriendo más y para quienes la única esperanza  posible es la solidaridad que otros puertorriqueños podamos darles porque los organismos públicos, o están comprometidos con otros intereses, o están sepultados por el gobierno extranjero que opera en Puerto Rico” añadió el exrepresentante.

La presentación del Lic. Víctor García San Inocencio se llevó a cabo el 8 de noviembre y fue organizada por la Escuela de Derecho de la PUCPR.

Share
Nov 092018
 

PUCPR sede de presentación del libro que recoge el momento cultural de la década de los ochenta


Celimer M. Torres

La galería del Teatro Mons. Vicente Murga fue el escenario para la íntima presentación del libro La cultura apalabrada de la autoría de Andrés Candelario.  La publicación recopila una colección de sobre 35 entrevistas  a  personalidades que marcaron su huella en la década de los 80 desde distintos escenarios.  Figuras como María Teresa Babín, Jaime Benítez, Juan Antonio Corretjer, Abelardo Díaz Alfaro, Emilio Díaz Valcárcel, Eugenio Fernández Méndez, Rosario Ferré, Arturo Morales Carrión, Fernando Picó son parte de estas personalidades que, según el autor, contribuyeron grandemente al enriquecimiento de esa década.

La cultura apalabrada de la autoría de Andrés Candelario se presentó en la galería del Teatro Mons. Vicente Murg. Esta publicación recopila una colección de sobre 35 entrevistas a personalidades que marcaron su huella en la década de los 80 desde distintos escenarios.

“Este libro se asoma al mundo cultural  de personajes que, en la década de  los 80, estaban llevando a cabo unos trabajos muy importantes para Puerto Rico. Una de las características más importantes que tienen estas personas es que en esa década se produce el encuentro entre dos generaciones.  Una que había comenzado en los 60 y que en los 80 estaba en su plenitud de aporte al país, y aún estaba vigente la generación que contribuyó a la modernización del país.  Este encuentro generacional es un escenario único” explicó Andrés Candelario.

Por su parta, la Profa. María Muñiz, vicepresidenta asociada de asuntos académicos de la PUCPR sostuvo “Apalabrar es acordar, concertar sobre algo dos o más personas.  El título Cultura Apalabrada no nos deja dudas de lo que el lector descubre en esta publicación.  En la intimidad del diálogo, Andrés Candelario nos develó,  en un momento histórico importante para Puerto Rico, las perspectivas de historiadores, artistas plásticos, antropólogos, cineastas y escritores en la dcada de los 80”.

La presentación del libro estuvo a cargo del Dr. José E. Muratti. La actividad fue auspiciada por la Oficina de Extensión Cultural de la PUCPR.

Share
Nov 092018
 

Pioneros se enrollan las mangas para ayudar a quienes necesitan.

La Asociación de Estudiantes de Biotecnología y el Club de Química de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico se armaron con mapo y escoba para habilitar un centro que utiliza un grupo de laicos de la iglesia La Milagrosa para apoyar a las comunidades de la zona.  El grupo llegó hasta el local ubicado en el antiguo Colegio San Vicente de Paúl en el barrio La Cantera de Ponce y así hacer la diferencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“La experiencia del servicio es siempre una oportunidad de encuentro de amor por y con el prójimo.  Dedicar de nuestro tiempo, es, sin duda, sinónimo de vida y pieza clave para construirnos como personas y como profesionales porque desarrollamos nuestra sensibilidad. Desde mi rol como estudiante, siembro un rayito de esperanza en quienes necesitan.  Es una forma de demostrar que la juventud, no tan solo es el futuro, sino el presente de nuestro país”, expresó Melanie Pacheco Torres, estudiante de ciencias biomédicas.

Los Pioneros atendieron el llamado de la Dra. Sandra Molina Colón, catedrática del  Departamento de Biología de la PUCPR.  “Los convoqué a esta iniciativa para que, de forma voluntaria, participaran en la limpieza de un local que le fue asignado a un grupo de seglares para que la Pastoral Social de la iglesia La Milagrosa pueda ejercer sus funciones programáticas. En ese local, los miembros de la Pastoral Social guardan parte de la ropa y calzado, que entre otros materiales, han recaudado y entregado a las personas que lo necesitaban. Las lluvias y el viento del huracán María dañaron una parte de los materiales, quedando otros en espera de ser organizados para luego repartirlos entre las personas que los necesiten”, explicó.

John Rodríguez García, estudiante del Bachillerato en Ciencias con concentración en biotecnología sostuvo “La experiencia de colaboración con la Pastoral Social de la iglesia La Milagrosa fue una llena de enriquecimiento personal, ya que realizando obras voluntarias de este tipo, se promueve un sentido de responsabilidad social”.

Ataviados con guantes y mascarillas, los estudiantes desecharon los materiales dañados por el huracán María, limpiaron los salones y clasificaron la ropa que había sido recogida por el grupo de seglares.  “Eran como abejitas, colaborando unas con otras, sin tregua, para cumplir con el compromiso de terminar la tarea de crear el panal que, en este caso, es un lugar desde donde se podrá ofrecer servicio a las personas que lo necesiten desde la perspectiva de la misión social de la Iglesia.     Realmente no es una sola comunidad, sino todas las comunidades pobres de Ponce donde existen personas de muy bajos ingresos que perdieron gran parte de sus pertenencias durante el huracán. La Pastoral Social lo que ha hecho es tratar de aliviar a esas familias, primero, proveyéndoles compra luego del huracán, y ahora proveyéndoles ropa que fue donada por otras familias más aventajadas.  Nosotros, los de La Católica, lo que hicimos fue darles la mano a los de la Pastoral para limpiar el local y organizar la ropa”, aseguró  la Dra. Molina.

Por su parte, Karen Michelle Torres Pacheco  dijo “Cada labor comunitaria es un gesto de amor que en reciprocidad nos hace jóvenes más sensibles y solidarios. Como futuros profesionales nos conciencia sobre la importancia de servir. Como estudiantes de la Pontificia Universidad Católica cumplimos con su misión y la de Jesucristo”.

Share