Jan 122017
 

Apoyo total a los seres queridos  ante fatal decisión.

Ante los diversos casos de suicidio que han acaparado la atención mediática durante las últimas semanas, es factible darle un vistazo a las posibles causas y motores de acción para prevenir esta fatal decisión.

Tratar de entender a una persona que considere el suicidio no es un asunto sencillo.  Aunque es difícil predecir una muerte por suicidio, sí se pueden identificar las banderas rojas que alerten de una persona que observe una conducta de alto riesgo.  De acuerdo con la psicóloga y directora de la Clínica Interdisciplinaria de Asuntos a la Comunidad de la PUCPR, Profa. Ada Kercadó Robles, las ideas, el aumento o el uso excesivo de sustancias, las manifestaciones en contra de la vida, los síntomas de ansiedad, la sensación de que no puede salir de una situación en particular, la desesperanza, el aislamiento, el coraje descontrolado, las actividades de alto riesgo y los cambios drásticos en el estado del ánimo son algunas de las conductas latentes.

“El nivel de riesgo aumenta en la medida en que la conducta riesgosa sea nueva o, si es una conducta existente, la intensidad sea mayor. De igual modo, si las conductas de riesgo se presentan luego de un suceso o evento traumático, una pérdida o un cambio drástico, el riesgo de conducta suicida incrementa”, sostuvo la experta.

Enfatizó que “Aunque reconocemos que el suicidio se puede prevenir, es importante que se atienda a aquellos que sobreviven una muerte por suicidio. El Centro de Recursos para la Prevención del Suicido (SPRC) refiere que cuando una persona muere como consecuencia de un suicidio otras 115 personas quedan expuestas de manera directa a este suceso, con 1 de cada 5 reportando que ese evento ha tenido un impacto devastador o le ha provocado problemas mayores en su vida”.

Recientemente, Puerto Rico ha sufrido varias pérdidas por suicidio a  días de recibir el nuevo año.  Así las cosas, surgen grandes preguntas entre los más cercanos de la víctima: ¿Pude hacer algo para evitarlo? ¿Soy culpable de que se suicidara? ¿Tan difícil era su vida que decidió terminarla de esa manera? ¿De verdad quería morir? ¿Por qué me siento responsable de su muerte? ¿Cómo puedo enfrentar a los demás después de este suceso? La psicóloga resaltó que los sentimientos y las emociones asociados a angustia, culpa, traición, alivio e incompetencia, entre otros, pueden manifestarse en los familiares o amigos de quien fallece por suicidio.

“Estas personas tienen que enfrentar y manejar esta pérdida, a la misma vez que deben lidiar con los prejuicios, estereotipos y estigmas que aún hoy día rodean la conducta suicida. Esto provoca un aumento en la intensidad y manifestaciones del proceso de duelo, lo que puede dificultar la recuperación en los sobrevivientes. Y estas mismas personas, los sobrevivientes, también pueden estar en un mayor riesgo de conducta suicida. Cuando se pierde a un ser querido de una manera tan trágica, las emociones, los pensamientos y la conducta de los que sobreviven pueden afectar la capacidad de esa persona para enfrentar la pérdida, solucionar conflictos, manejar el proceso de duelo y continuar con su rutina diaria”, explicó.

 

La ayuda y el apoyo de profesionales es vital.

La experta recomienda que si se identifica a una persona que pueda intentar hacerse daño a sí misma, no se debe dejar sola.

“Procure ofrecerle ayuda y refiérala a un programa o servicio que la pueda ayudar.   Existen diversas barreras que dificultan o impiden el que una persona busque ayuda. Algunas de estas son el que no reconozca que necesita de apoyo a nivel emocional o profesional, no tener información sobre dónde puede buscar ayuda, pensar que sus problemas no tienen solución, dificultad para tener acceso a los servicios que necesita por la limitada disponibilidad de los mismos, entre otros”, aseveró.

La Línea PAS está disponible 24 /7 y las personas se pueden comunicar al 1-800-981-0023.  La Red Nacional para la Prevención del Suicidio ofrece asistencia en español y el teléfono contacto es el 1-888-628-9454.

También puede contar con el Programa para la Prevención del Suicidio, adscrito a la Clínica Interdisciplinaria de Servicios a la Comunidad. Esta ofrece servicios de prevención primaria en un esfuerzo por reducir los factores de riesgo y aumentar los factores de protección que nos ayuden a prevenir la conducta suicida. El teléfono contacto es el 787-651-2000 Ext. 2467 / 2411.

“Si podemos ofrecer el apoyo emocional que los sobrevivientes necesitan, estaremos facilitando su proceso de duelo y el manejo de su pérdida. La educación es la mejor herramienta hacia la prevención del suicidio. Es lo que nos ayuda a tener esperanza para poder responder, de manera inmediata, y atender a aquellos que estén más afectados por este tipo de pérdida”, finalizó Kercadó Robles.

Sep 082016
 

Colombia recibe a nuevos pasantes

Celimer Torres

Jessie Guerrero y Fernan Vargas, estudiantes del Programa Graduado de Psicología Industrial Organizacional forman parte del nuevo grupo de pasantes que permanecerán un año en la Universidad Pontificia Bolivariana, Regional Bucaramanga en Colombia (UPB).  Ambos estarán colaborando junto a la Dra. Ana F. Uribe, vicerrectora de la UPB.

Según explicó el Dr. Roberto González Valle, catedrático asociado del Programa Graduado de Psicología Industrial Organizacional de la PUCPR, durante los primeros dos meses  Jessie y Fernan trabajarán con los procesos de reclutamiento,  selección y  evaluación de los docentes y personal administrativo de la UPB. De igual modo,  estarán laborando una propuesta para la retención estudiantil y el mejoramiento de los procesos de continuidad para estudiantes interesados en cursar estudios a nivel graduado. Además,  desarrollarán un programa de entrenamiento para los empleados administrativos. “El pasado agosto los pasantes iniciaron estudios en el Diplomado de Docencia. Esto, con el objetivo de prepararlos para desempeñarse como docentes el próximo semestre en varios cursos a nivel subgraduado” añadió González.

Jessie Guerrero y Fernan Vargas, estudiantes del Programa Graduado de Psicología Organizacional y del Trabajo forman parte del nuevo grupo de pasantes que permanecerán un año en la Universidad Pontificia Bolivariana, Regional Bucaramanga en Colombia (UPB).

Jessie Guerrero y Fernan Vargas, estudiantes del Programa Graduado de Psicología Organizacional y del Trabajo forman parte del nuevo grupo de pasantes que permanecerán un año en la Universidad Pontificia Bolivariana, Regional Bucaramanga en Colombia (UPB).

Para Fernan Vargas el propósito de su labor en UPB  es aportar a plantar una base firme para la creación de programas académicos en el área de Psicología Industrial y Organizacional. “Queremos  hacer investigaciones intraculturales, en las cuales la UPB y la PUCPR unan esfuerzos para mejorar y orientar a la población laboral y estudiantil.  Estaré  trabajando simultáneamente en mi Proyecto de Grado, con el que pretendo adaptar para la población colombiana la Escala de Justicia Organizacional- Revisada (EJO-R), instrumento creado para la población puertorriqueña por el Dr. Ernesto Rosario” explicó Vargas.

Mientras, para Jessie Guerero esta experiencia promete mucho aprendizaje y práctica.  “El trabajo incluye  el desarrollo organizacional en la estructura de la vicerrectoría académica de la Universidad e investigaciones relacionadas con el tema de la Psicología dentro del ambiente laboral.    El fin de estos trabajos es formar una base en la que la Universidad Pontificia Bolivariana pueda crear su propio programa en Psicología Organizacional.  Las investigaciones serán la base para la creación de estudios transculturales y aportarán significativamente a mi trabajo” indicó.

Ambos coinciden en que esta experiencia es retante.  “El proceso de conocer la organización es una de las

Los estudiantes estarán laborando una propuesta para la retención estudiantil y el mejoramiento de los procesos de continuidad para estudiantes interesados en cursar estudios a nivel graduado.

Los estudiantes estarán laborando una propuesta para la retención estudiantil y el mejoramiento de los procesos de continuidad para estudiantes interesados en cursar estudios a nivel graduado.

primeras tareas que debemos realizar. No solo eso, sino conocer su cultura organizacional, clima organizacional y sus trabajadores para ver cuáles son realmente sus necesidades.  La cultura puertorriqueña tiene mucha influencia del inglés y encontrarse con una cultura como la colombiana que todo es en español y entender los conceptos  ha sido un proceso retador y de enseñanza. Pero el reto más grande ha sido tener la responsabilidad de representar a la PUCPR, ser uno de los primeros pasantes del Internado Internacional en el área de Psicología Industrial y Organizacional. De nosotros depende la apertura a más oportunidades para otros colegas” indicó Vargas. Por su parte Jessie Guerrero define esta experiencia como  muy diferente.  “No es lo mismo cuando realizas un internado en una organización dentro de Puerto Rico. Aquí no solo te tienes que adaptar a la cultura de la organización, sino también a la cultura de todo un país. Estoy muy segura que, al llegar a Puerto Rico,  llegaré con mucho conocimiento para aportar a esta disciplina y a mi país” sostuvo Jessie.

La presencia de los boricuas en Colombia ha sido muy acertada y apreciada por la UPB.  “Nos sentimos muy honrados de contar con el talento de los estudiantes graduados de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico y de mantener las alianzas para que proyectos internacionales como estos puedan continuar concretándose”  manifestó la Dra. Ana Fernanda Uribe.

El Dr. Roberto González Valles señaló que “a partir de octubre estarán participando en varias investigaciones que incluirán las líneas de ergonomía, justicia organizacional, desarrollo organizacional, competencias y gestión de talento humano y la revisión de la segunda edición del libro Desarrollo Organizacional”.

Los futuros Psicólogos Organizacionales, además, participarán de dos congresos internacionales durante el año de estancia en Colombia.

Jun 162016
 

Es el primer estudiante de la PUCPR que recibe este reconocimiento.

Celimer M. Torres Rivera

Para Carlos F. Fernández Castillo, estudiante  del Programa Graduado de Administración Pública,  la administración pública despierta en él admiración y devoción.  Inicialmente,  el derecho era lo que lo apasionaba,  pero a medida que fue estudiando clases de Ciencias Políticas fue dándose cuenta que su verdadera inspiración  era la  administración pública.  “Si bien es cierto que el derecho me apasiona, no es menos cierto que la política y el servicio público es lo que me inspira. Según fui profundizando en los temas de administración y de política, decidí que lo que realmente yo quería hacer por mi país, lo podía llevar a cabo de una manera más efectiva como administrador público” explicó Carlos.

La vocación que siente Carlos Fernández por el servicio público lo llevó a ser escogido para recibir la Beca Felisa Rincón de Gautier.

La vocación que siente Carlos Fernández por el servicio público lo llevó a ser escogido para recibir la Beca Felisa Rincón de Gautier.

“Fui escogido por la Fundación Felisa Rincón de Gautier, para ser partícipe de su programa de becas. Esta beca es otorgada por la Fundación a estudiantes graduados con especialidad en Administración Pública, Historia o que se desempeñen en su carácter profesional dentro del servicio público. El propósito de este reconocimiento es fomentar la continuidad a los esfuerzos que doña Fela realizó con el fin de mejorar la administración pública” indicó Fernández.

“Este reconocimiento aporta a mi carrera profesional en la medida que me sirve como aliciente para llevar mi carrera hasta el nivel más alto posible. Más allá de ser una ayuda económica, esta beca tiene otro significado para mí. El hecho de que exista esta beca con el fin de alentar a una nueva generación de puertorriqueños a continuar con la visión de querer mejorar y transformar a Puerto Rico desde una sana administración pública, reafirma la fe y esperanza que Puerto Rico tiene puesta en nuestra generación” expresó Carlos.

Carlos tuvo que someter un ensayo investigativo sobre las  aportaciones a la administración pública que hizo Felisa Rincón. Él enfocó su investigación en el legado de Felisa Rincón como alcaldesa y administradora de la Ciudad de San Juan.  “Para mí, Felisa Rincón de Gautie representa una mujer con visión de futuro. Digno ejemplo del amor por su gente. El compromiso que los administradores públicos debemos tener siempre presente con nuestro pueblo.   Para mí, Felisa Rincón de Gautier representa la época de oro de la administración pública puertorriqueña” explicó Carlos.

Además del ensayo y los demás requisitos, Carlos tuvo que presentar una recomendación de la Profa.

 Carlos es el primer estudiante de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en participar de este programa y representar a la PUCPR.

Carlos es el primer estudiante de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en participar de este Programa y representar a la PUCPR.

Elsie Ruiz, directora del Programa de  Estudios Graduados.  “Es motivo de orgullo para todos los que componemos la Escuela Graduada de Ciencias Sociales que el estudiante Carlos Fernández haya sido reconocido con la Beca Felisa Rincón de Gautier para estudiantes graduados de Administración Pública. Carlos se ha destacado como estudiante, como líder y como servidor público.  Es la primera ocasión que la Fundación incluye a la PUCPR en la otorgación de dicha beca.  Por lo que nos llena de orgullo el que se reconozca al Programa Graduado de Administración Pública con tan alta distinción” sostuvo la profesora Ruiz.

“Me llena de mucho orgullo y me causa felicidad el hecho de haber sido escogido como becario de la Fundación Felisa Rincón de Gautier. Este orgullo, es más especial aún,  porque fui escogido por mis profesores para ser el primer estudiante de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en participar en este Programa y representar a la PUCPR” concluyó Fernández.

El reconocimiento fue otorgado recientemente  por la Alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz,  en la terraza de la Casa Alcaldía de San Juan. Lugar que Felisa Rincón utilizó como residencia en un tiempo.