celimer_torres@pucpr.edu

Dec 282017
 

Ronald Hernández presentó la investigación sobre la personalidad y el género en la intención empresarial.

Empresarios, decanos, profesores y estudiantes graduados de las mejores escuelas de negocios de Latinoamérica se reunieron recientemente en el Centro de Convenciones de Riverside California.  Entre las figuras empresariales que se dieron cita al encuentro  estuvo Ronald Hernández Maldonado, estudiante del programa doctoral de Administración de Empresas.  Ronald participó como ponente del track de Emprendimiento y PyMES en la 52 Asamblea Anual del Consejo Latinoamericano de Escuelas de Administración (CLADEA).

El estudiante doctoral y asistente de investigación del Centro de Investigaciones Empresariales Aplicadas de la PUCPR presentó su investigación.

El estudiante doctoral y asistente de investigación del Centro de Investigaciones Empresariales Aplicadas de la PUCPR presentó su investigación titulada Los factores de personalidad y género como moderadores de la intención empresarial.  Para Ronald, esta experiencia formó parte de un reto con él mismo.  “Dentro de mis estudios doctorales, he participado en aproximadamente 4 o 5 congresos de investigación a nivel nacional. Después de haber pasado esas experiencias, entendí que era el momento de exigirme más y tratar de someter mis trabajos de investigación a algún congreso internacional.  Me decidí y sometí mi paper y fue aceptado”.

“Son las redes de investigación que estableces en los espacios que puedes compartir con los colegas asistentes” indicó Hernández.

Según Ronald la ganancia obtenida  al presentar estos  trabajos de investigación frente a diferentes colegas, con más experiencia, distintos orígenes y diferentes enfoques es el recibir retroalimentación y recomendaciones para mejorar el mismo. “El objetivo es pasar este tipo de filtros para que tu trabajo de investigación logre la rigurosidad requerida para una publicación en revista arbitrada. Además, observas nuevas metodologías o áreas de interés de investigación en las cuales, en tu entorno, no habrías podido identificar. Por último, y no menos importante, son las redes de investigación que estableces en los espacios que puedes compartir con los colegas asistentes” indicó Hernández.

CLADEA es una organización internacional que reúne a instituciones de educación superior y organizaciones internacionales dedicadas a la enseñanza y a la investigación en el campo de la administración. Actualmente, CLADEA cuenta con más de 230 instituciones afiliadas tanto privadas como públicas.

Share
Dec 222017
 

El recinto de Ponce revalida en su acreditación mientras que Arecibo estrena el reconocimiento

El Programa de Trabajo Social Clínico a nivel de maestría de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico fue acreditado por la Comisión de Acreditación del Council on Social Work Education (CSWE), para revalidar su certificación en Ponce y estrenar en el recinto de Arecibo, informó hoy el presidente de la PUCPR, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho.

“Esta acreditación valida el nivel de excelencia de nuestro Programa de Trabajo Social en momentos de gran necesidad del País.  Reafirmamos con este logro nuestro compromiso con forjar profesionales altamente competentes, con los valores y las destrezas propios de la profesión fundamentados en la calidad del profesorado que imparte de manera magistral y creativa el conocimiento teórico, metodológico, ético y práctico de la profesión.  Es importante destacar que con esta acreditación nuestros estudiantes pueden ofrecer sus servicios profesionales y continuar sus estudios doctorales dentro y fuera de Puerto Rico” destacó Vélez Arocho.

"El contar con una acreditación como esta, les abre muchas oportunidades laborales a sus egresados”, Dr. Hernán Vera.

“El contar con una acreditación como esta, les abre muchas oportunidades laborales a sus egresados”, Dr. Hernán Vera.

Por su parte, el decano del Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad, Dr. Hernán Vera Rodríguez  señaló que “La Escuela Graduada de Trabajo Social del recinto de Ponce inició originalmente la acreditación del Programa de Maestría para este importante organismo en 2008. Durante los siguientes tres años, representantes del CSWE visitaron el Programa Graduado de Ponce para validar la calidad de sus ofrecimientos académicos. El Programa recibió su candidatura hacia la acreditación en 2009, luego de la primera visita de representantes de este organismo acreditador recibió su acreditación en 2011.  En 2016, durante el proceso de re acreditación del Programa, la Escuela Graduada de Trabajo Social solicitó se incorporara en dicho proceso al recinto de Arecibo, lo que dio paso a que ambos programas obtuvieran su acreditación hasta 2024” explicó el también investigador académico Vera Rodríguez.

“Estamos muy contentos con esta re acreditación de nuestros programas, pues valida que hemos mantenido los niveles de calidad desde la acreditación inicial.  Asimismo, el contar con una acreditación como esta, les abre muchas oportunidades laborales a sus egresados” reafirmó.

Mientras, el doctor Edwin Hernández Vera, rector del recinto de Arecibo dijo sentirse orgulloso por haber logrado esta acreditación, “luego de llevar a cabo una agenda de trabajo ardua para poder alcanzar esta meta. El Programa cumple cabalmente con la visión y misión institucional y de la Comisión de Acreditación (CSWE). Tanto los estudiantes como los profesores se dieron a la tarea de trabajar en equipo durante el proceso para lograr este objetivo. La calidad profesional y el compromiso de los profesores hicieron más fácil alcanzar la meta trazada” destacó.  El rector añadió que “Fue un proceso riguroso para evidenciar la calidad del servicio académico que se ofrece en nuestro Programa, pero se logró. Es muy importante destacar que nuestro Programa de Trabajo Social Clínico desarrolla profesionales integrales con los valores universales necesarios para ayudar a la sociedad actual con sus múltiples situaciones en el ámbito individual, familiar y comunitario”.

###

 

Share
Dec 142017
 

Participa del concurso Ugly “Suéter” Christmas Day

En una iniciativa del Colegio de Ciencias de la PUCPR se llevará a cabo el concurso Ugly “Suéter” Christmas Day.  Según la Prof.  Jennilka Garriga,  adscrita al Colegio de Ciencias y organizadora del evento, el motivo de la actividad es proveer e inyectar alegría navideña a los estudiantes.  Los interesados en concursar deben inscribirse por $1.00  y venir vestidos con el suéter más feo.

Esta actividad, que tanta falta nos hace, tiene como fin alegrar a los estudiantes de forma diferente.  Contaremos con la participación de estudiantes que nos deleitarán con música navideña.  Para participar en el concurso del suéter más feo, estaremos solicitando una cuota de inscripción de $1.00. El dinero recaudado será utilizado para la premiación del primer y segundo lugar de ambas categorías que son feo creativo y feo comprado” explicó la profesora.

El evento está pautado para el 21 de diciembre en el bosque frente al Edificio Ferré de  10:00 a. m. a 12:00 p. m.

 

Share
Dec 142017
 

Es el primer programa acreditado en la Isla, desde  1963, por la National League for Nursing, actualmente Accreditation Commission for Acreditation in Nursing (ACEN)

Ponce, Puerto Rico – “La Comisión Acreditadora para la Educación en Enfermería (ACEN, por sus siglas en inglés) otorgó, hasta el 2021, la acreditación del programa de Bachillerato en Ciencias de Enfermería de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), fortaleciendo así este Departamento” afirmó hoy la directora del Departamento, la Dra. Rosalina Rivera.

Explicó que este es el primer programa de Bachillerato en Enfermería en Puerto Rico desde  1956,  y el primer programa acreditado en la Isla, desde  1963, por la National League for Nursing , actualmente Accreditation Commission for Acreditation in Nursing (ACEN). En los pasados  años (2013 al 2017) unas 508 personas se han graduado de Bachillerato en Ciencias en Enfermería y, según la directora, la mayoría de los egresados trabaja en hospitales y centros de cuidados de personas de la tercera edad.

“Somos la única facultad de enfermería que ha recibido esta acreditación en más de medio siglo, lo que fortalece este Programa, que ya de por sí cuenta con un nivel anual que sobrepasa en 96% de aprobación en el examen de reválida en un primer intento.  El 100% de los que tomaron el examen este año aprobaron en el primer intento y esa es nuestra fortaleza.  Nuestros egresados, no solo obtienen la mejor preparación académica, sino que reciben una educación balanceada con profundos valores cristianos, y viven su profesión en la práctica. Nuestros egresados salen como fuertes candidatos al mundo laboral por su fortaleza académica y por su compromiso social y de valores con el País” aseguró la Dra. Rivera.

La Dra. Rivera explicó que en la Isla existen sobre 65 programas de bachillerato y grados asociados en Enfermería, pero el de la PUCPR es el primer bachillerato acreditado, desde 1963, por la National League for Nursing, uno de los cuerpos rectores de acreditaciones en este campo.

La mayoría de los egresados salen directamente al mundo laboral siendo la primera fuente de empleo los hospitales, le siguen los hogares de ancianos, “Home Care y Home Health” y oficinas médicas, dijo la Dra. Rivera, en referencia a un sondeo realizado por el Departamento entre sus egresados.  Asimismo, explicó que otros graduados son contactados por entidades de salud en los Estados Unidos con oportunidades en diversos escenarios de salud.  Indicó que de los egresados de 2015-2016, unos 103 graduados, (el 77%) trabaja como enfermeros.

 

###

Share
Dec 082017
 

Escuela de Tecnología Médica celebró sus cinco décadas de fundación

Celimer Torres

La Escuela de Tecnología Médica de la PUCPR está de fiesta.  Y es que recientemente celebró el quincuagésimo aniversario de su fundación.   La actividad de celebración le fue dedicada a la primera clase graduada y a las licenciadas Magda Dueño, Awilda Santiago y Eileen Arzola. Además, se  reconoció a los pasados directores de la escuela, a las pasadas secretarias, a la facultad y al Comité de Aniversario.

La actividad de celebración le fue dedicada a la primera clase graduada y a las licenciadas Magda Dueño, Awilda Santiago y Eileen Arzola. Además, se  reconoció a los pasados directores de la escuela, a las pasadas secretarias, a la facultad y al Comité de Aniversario.

“Nuestra Escuela se fundó en el 1967 gracias al esfuerzo y visión del  Dr. Donald Babb, patólogo del Hospital Damas de Ponce y de la profesora Nylda G. Hatton, directora del Departamento de Química en ese momento.    La Escuela de Tecnología Médica se ha destacado a través de estos años por  la calidad de sus egresados y por el compromiso con la profesión.   A esta fecha, el programa ha graduado alrededor de 800 tecnólogos médicos, quienes se destacan como directores y supervisores en diversos laboratorios clínicos privados en Puerto Rico y Estados Unidos realizando investigaciones, trabajando en la industria farmacéutica, como empresarios y en la academia” expresó la Prof. Waleska Alvarado, directora de la Escuela de Tecnología Médica.

“A través de estos años hemos atemperado el currículo a las necesidades actuales de la profesión.  Continuamos mejorando  las facilidades físicas y tecnológicas y ofreciendo servicio comunitario a poblaciones en necesidad” añadió Alvarado.

Por su parte la Dra. Alma Santiago, decana del Colegio de Ciencias sostuvo, “El programa de Tecnología

La Escuela de Tecnología Médica de la PUCPR está de fiesta.  Y es que recientemente celebró el quincuagésimo aniversario de su fundación.

Médica es uno de los pilares de nuestra Institución, junto con el programa de Enfermería.  Nuestro Colegio de Ciencias se distingue por sus ofrecimientos en áreas de la salud.  Desde la Universidad queremos continuar entrenando profesionales de la salud que hagan la diferencia en nuestra sociedad, no solo por su excelencia académica, sino también por sus valores y altos estándares éticos. También queremos aportar a la economía del conocimiento entrenando profesionales que se dediquen a la investigación”.

La decana manifestó su orgullo por los logros de sus programas y sus egresados. “Sin ninguna duda doy fe de la calidad profesional y humana de nuestros egresados.  Ustedes son nuestro orgullo y nuestra mejor carta de presentación.  Personalmente me llena de mucho orgullo ver a algunos de los que fueron mis estudiantes convertidos ya en todos unos profesionales, sepan que los sentimos como hijos triunfantes; sus logros son los nuestros también.  Nos sentimos como padres orgullosos al verlos triunfar” indicó.

La Escuela ha obtenido las certificaciones de acreditación por el período máximo que confiere la agencia acreditadora National Accrediting Agency for Clinical Laboratory Science (NAACLS).

Share
Dec 082017
 

Autoridades dan una mirada integral a la  salud del adulto mayor y su cuidador

La realidad que vive el País ha transformado en caos la rutina del hogar y muchas personas llegan drenadas para enfrentar la nueva responsabilidad de cuidar a un adulto mayor, que por las circunstancias, tal vez se mudó con la familia inesperadamente.

Según el Dr. Ángel M. Muñoz Alicea, coordinador de la Escuela para Cuidadores de Adultos Mayores de la PUCPR, en muchos casos, estas personas carecen de las herramientas emocionales para cuidar al anciano y caen en negligencia o maltrato involuntario. Por eso, la Escuela de Cuidadores de Adultos Mayores, en conjunto con el Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad de la PUCPR, está creando grupos de apoyo, foros y talleres que se ofrecen gratuitamente para identificar las necesidades y crear herramientas de ayuda para estas personas.

La Escuela de Cuidadores de Adultos Mayores está creando grupos de apoyo, foros y talleres que se ofrecen gratuitamente.

La Escuela de Cuidadores de Adultos Mayores está creando grupos de apoyo, foros y talleres que se ofrecen gratuitamente.

Uno de estos eventos fue el conversatorio Una mirada integral al adulto mayor en tiempos de catástrofes celebrado el jueves 7 de diciembre.  Los panelistas invitados fueron el Dr. José D. Padrón Carmona, médico internista; la Dra. Nilde Cordoliani Alvarado, geropsicóloga; y la Dra. Hilda Burgos, trabajadora social. El conversatorio tuvo un enfoque  bio-psico-socio-espiritual para apoyar al cuidador y educarlo para ver al adulto mayor de forma integral.

Durante su intervención la Dra. Cordoliani planteó que los diversos patrones, etapas de envejecimiento, las características de personalidad y los factores cognitivos pueden afectar las respuestas del adulto mayor ante una situación de desastre. “Algunas personas pueden presentar respuestas normales como son el estrés y la pena y no caen en la categoría de los que necesitan ayuda.  Más aún, pueden servir como voluntarios para brindar ayuda.   Sin embargo, otras personas pueden presentar cambios en sus conductas como el aumento en el consumo de alcohol, violencia doméstica, desarrollo de enfermedades mentales y suicidios.  Por otro lado, las investigaciones   sobre el tema señalan que después de una catástrofe los adultos mayores son las personas más expuestas a riesgos de enfermedades físicas y mentales y hasta a la muerte por ser una población frágil y vulnerable” explicó la geropsicóloga.

Los panelistas invitados fueron el Dr. José D. Padrón Carmona, médico internista; la Dra. Nilde Cordoliani Alvarado, geropsicóloga; y la Dra. Hilda Burgos, trabajadora social.

Para ayudar a estas personas,  la experta en conducta humana  brindó importantes sugerencias.  “Las recomendaciones para atender este adulto son restablecer los vínculos sociales  y los sentimientos de protección, estabilidad y seguridad de la persona mayor.  También es necesario permitir el tiempo de pena y sanación,  o sea, no esperar una recuperación para un momento determinado.  Otro punto importante es  hablar abiertamente de sus sentimientos de miedo, ansiedad, irritabilidad u otras reacciones emocionales.  No es recomendable negarle la realidad, pero hay que proveer esperanza de recuperación” indicó Cordoliani.  Otras de sus recomendaciones son buscar ayuda financiera, profesional y espiritual.

Por su parte,  la Dra. Hilda Burgos explicó que el paso de María mostró de forma drástica la realidad del adulto mayor y su cuidador.   “Al igual que con nuestro plan familiar para enfrentar el huracán, pensábamos que estábamos preparados para ayudar a estas poblaciones. En términos sociales, el fenómeno atmosférico María nos mostró una realidad del adulto mayor y su cuidador y nos forzó a verlos en nuestras comunidades urbanas y rurales; en nuestras urbanizaciones, barrios, residenciales y barriadas. Como resultado del impacto de este huracán, los adultos mayores han empobrecido, presentan problemas de vivienda y sus familias se han dispersado. El cuidador, típicamente mujeres, muestra desesperación, cansancio y quemazón emocional” sostuvo Burgos.

La trabajadora social hizo énfasis en el rol de la sociedad y del gobierno para apoyar a esta población. “Como sociedad nos queda, el atender sus necesidades básicas, pero paralelamente crear en la familia, en la comunidad y en el gobierno, conciencia de que se necesita un plan de prevención e intervención real de prestación de servicios. La salud mental de ambas poblaciones hay que darle seguimiento cercano y tener servicios accesibles para manejarla. El Gobierno, específicamente el Departamento de la Familia, necesita examinar protocolos para el licenciamiento de hogares de cuido de adultos mayores y hacer lo propio con las égidas, algo que no se hace hoy en día.  También es necesaria  la integración de diferentes ámbitos para establecer política pública que dirija el manejo e intervención de estas poblaciones durante un evento similar. Esto, basado en realidades y con la elaboración de guías concretas. El huracán María nos dejó muchas enseñanzas y trabajo para hacer, es cuestión de voluntad” indicó Burgos.

El Dr. José D. Padrón discutió sobre los aspectos básicos y necesarios para preservar la salud y prevenir enfermedades o complicaciones.  Hizo hincapié en mantener la higiene adecuada y en realizar lavado de manos de forma regular.  Además, reafirmó en la prevención de picaduras de mosquitos y en cuidado para prevenir enfermedades como gastroenteritis y leptospirosis.

El Dr. Muñoz enfatizó en el cambio demográfico en la Isla y cómo se ha acelerado el envejecimiento de la población. “La nueva realidad ha traído un reto a las familias dado que se han visto en la repentina decisión de llevarse a sus hogares a los adultos mayores.  Esta decisión no planificada en conjunto con los cambios en las rutinas y otras complicaciones diarias están drenado tanto física y emocionalmente a los cuidadores.  Mis recomendaciones son, si eres cuidador, haz una pausa y reflexiona sobre cómo ha cambiado tu vida desde que el adulto mayor está en casa. Saca un tiempo para conversar en privado con los integrantes de la familia. Aprovecha el espacio y expresa tus necesidades como cuidador y las expectativas en cuanto a recibir ayuda. Además, coordina tiempo libre en el que puedan distraerse y relajarse, dado que este es un aspecto que se tiende a descuidar. Ten en consideración que un adulto mayor podrá tener alguna limitación física, pero no necesariamente una mental. Así que, estos perciben y entienden la tensión y el distanciamiento. Esto los hace sentir quw son la razón de los problemas y puede provocar sentimientos asociados con: tristeza, angustia, ansiedad, culpa y desesperanza. Ante esta situación se debe visitar un profesional de la salud mental que ayudará en el proceso de manejo de las emociones” sostuvo el doctor en Psicología Clínica.

La Escuela de Cuidadores de la PUCPR continúa atento a las necesidades de los adultos mayores y sus cuidadores.   Para más información pueden comunicarse al 787-841-2000 extensión 1414  o por correo electrónico a cuidadoresadultosmayores@pucpr.edu

Share
Dec 082017
 

PUCPR estrena tres maestrías en Neurociencias enfocadas en las necesidades de Puerto Rico

La comprensión del ser humano y cómo el área biológica del cerebro incide en la conducta de las personas continúa siendo un misterio que solo puede descubrirse a través de la investigación y el estudio.  Con  el interés profundo de aportar al mundo de la investigación del cerebro y el impacto de este en la conducta humana, nace la Maestría en Neurociencias Integradas y Aplicadas de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

El nuevo programa graduado incluye tres especializaciones: Neurobiología, Neurociencia Clínica y Neurociencia Cognitiva, que integran las áreas de Biología, Psicología y Pedagogía. Especializaciones que son fundamentales en el estudio del cerebro y su relación con la conducta.  Así lo explicó la Dra. Zaira Mateo, catedrática asociada y coordinadora del programa. Según la catedrática, desde la década de los 80′ se ha visto un creciente interés en los estudios del cerebro, desde el punto de vista biológico, y el impacto de este en la conducta social.  El Instituto Nacional de la Salud creó lo que llamó The BRAIN Iniciative, y de ese esfuerzo ha crecido el interés hasta nuestros tiempos, destacó la académica.

“El entendimiento de cómo funciona el cerebro es uno de los grandes retos de este siglo que enfrentan los científicos y los estudiosos de la conducta humana.  La Neurociencia ha generado interés en el mundo académico y,  por décadas,  se han venido creando cursos que han dado paso a formalizar programas académicos que  generan gran interés, además de importantes investigaciones.  Existen factores genéticos y culturales en el área biológica molecular y de conducta que han cobrado auge en torno de la comprensión del ser humano. En Puerto Rico se ha investigado muy poco en este campo.  Investigaciones que son muy necesarias para atender las necesidades de nuestra población. Esta Maestría brinda esa oportunidad” explicó la doctora Mateo.

Agregó que uno de los intereses para desarrollar esta Maestría radica en crear las herramientas para enfrentar la crisis de salud mental que vive el País.  “Hemos desarrollado herramientas para un programa graduado con una visión holística que busca desarrollar la investigación  en Puerto Rico” afirmó.

 

El componente curricular de la Maestría en Neurociencias con especialización en Neurobiología va dirigido al estudio de las ciencias básicas dentro de las Neurociencias. El estudiante desarrollará destrezas del quehacer científico mediante un diseño experimental que culmine en una tesis y su publicación. Esta especialización estudia los mecanismos celulares y moleculares asociados a los procesos de aprendizaje, memoria, comportamiento,  y adicciones, entre otras conductas.

La Neurociencia Clínica es una especialidad que ofrece los conocimientos básicos que permiten identificar, explicar y manejar las distintas patologías del sistema nervioso subyacentes a los diversos trastornos mentales. La especialidad permitirá comprender los principales mecanismos implicados en las enfe

 

rmedades neurodegenerativas.  Esta disciplina facilita el desarrollo de las habilidades para abordar los trastornos mentales relacionados con el sistema nervioso.

Asimismo, la especialidad de Neurociencia Cognitiva promueve la integración de los aspectos científicos y académicos relacionados con los procesos del aprendizaje.  En esta especialidad se integran los conceptos respecto de cómo funciona el cerebro desde una perspectiva multidisciplinar que explique la relación del cerebro, la cognición y la conducta.

Por su parte, la Dra. Ilia Rosario, directora de la Escuela Graduada de Psicología, quien también trabaja este programa, explicó que la Maestría en Neurociencias va dirigida a personas que busquen descubrir y aportar, con los hallazgos de sus investigaciones, a este campo en Puerto Rico. No exige un bachillerato en particular, puede ser en ciencias, educación o aquellas disciplinas relacionadas con la salud mental.  Estas especialidades garantizan empleos en ramas de las ciencias, la educación y la salud mental, entre otros campos relacionados, destacó la catedrática.

 

El programa, que está aceptando solicitudes para enero de 2018, tiene una duración de tres años dividido en seis semestres y el estudiante deberá aprobar 47 créditos en cursos presenciales que incluyen la propuesta y defensa de una tesis, explicó la Dra. Rosario. Habrá dos orientaciones.  Estas serán el  martes 5 de diciembre  a las 5:00 p. m. en la Sala Audiovisual de la Biblioteca Encarnación Valdés y el jueves 7 de diciembre a las 10:30 a. m. en el Edificio Ferré, salón 321 del recinto de Ponce. Para información, pueden escribir al correo electrónico cinvestigacion@pucpr.edu o llamar al 787-841-2000, extensión 2550.

 

Share
Dec 072017
 

Comunidad recibe consejería arquitectónica para la restauración de sus hogares

Celimer Torres

La realidad que unas 300,000 familias en Puerto Rico han tenido que enfrentar tras el paso del huracán María es una muy dura: la pérdida parcial o total de sus hogares.  Temas como la selección de materiales, la siembra adecuada, la otorgación de permisos, construcción de viviendas en zonas inundables, y la supervisión de los procesos de construcción se han convertido en asuntos de gran interés para la comunidad.  El conocer cómo, dónde y con qué construir es vital para la reconstrucción sabia de los hogares.

Ante esa realidad, la Escuela de Arquitectura de la PUCPR, comenzó la Clínica de Asistencia Arquitectónica.  La iniciativa, liderada por el arquitecto Luis V. Badillo Lozano, decano de la Escuela de Arquitectura, recogió en el primer taller de consejería y asesoría a un grupo de alrededor de 80 ciudadanos que tuvieron el deseo genuino de aprender sobre los asuntos necesarios para la reconstrucción adecuada de sus casas o las de sus comunidades.

“Para este inicio de  la Clínica escogimos  la discusión de temas cruciales que eviten los efectos y daños que se han visto después del paso del huracán. La legalidad y los parámetros bajo los que se están trabajando los permisos, el emplazamiento de viviendas y la siembra adecuada, el uso del hormigón y el análisis de los defectos de construcción en este material,  el uso de la madera y la clave para una construcción adecuada y la tecnología sustentable fueron presentados por profesores expertos en cada área” indicó Badillo.

“Las residencias no deberían estar hechas solo para resistir,  si no para ayudarnos a sobrevivir después del evento. Hemos visto casos de residencias que resistieron el huracán, pero una vez pasado el fenómeno las personas quedaron desprovistas de todo y con necesidad de asistencia.  Lo que pretendemos es educar para que las casas  suplan agua y electricidad y ayuden a sobrevivir” añadió el arquitecto.

La respuesta de los asistentes al taller fue entusiasta.  Según Aíxa Rivera, residente del Barrio Collores de Juana Díaz, la iniciativa fue espectacular. “Nuestra casa es de concreto, pero tuvimos pérdidas significativas.  Y vimos este evento como una oportunidad de aprender ya que, dadas las circunstancias, no hubiésemos podido pagar para recibir este tipo de asesoría. Aprendimos mucho de las conferencias  y nos dimos cuenta de la importancia de contar con un hogar seguro. Esta es una herramienta que muchas personas deberían aprovechar” sostuvo Aíxa.

Por su parte, Luis Cruz, residente de la urbanización Mariani en Ponce, y quien perdió su residencia,  el taller sirvió para reforzar su decisión de no volver a pasar por esta mala experiencia.  “Yo perdí toda mi casita tras el paso de María. Con lo aprendido aquí estoy convencido de reconstruir mi casa en hormigón y siguiendo las recomendaciones de los expertos porque no quiero pasar lo mismo” indicó Cruz.

“Queremos acercar la arquitectura al necesitado.  A aquella persona sin los recursos para contratar a un profesional que realice su diseño. En este momento de tanta devastación hemos descubierto la gran vulnerabilidad que hay en la Isla y las condiciones tan frágiles que miles de familias se ven obligadas a vivir por no poder contratar con una asesoría profesional adecuada. En la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico y su Escuela de Arquitectura, por medio de la recién creada Clínica de Asistencia Arquitectónica, entendemos que es nuestra responsabilidad como arquitectos, como puertorriqueños y como cristianos hacer disponibles y acercarles estas herramientas profesionales del campo del diseño y la construcción a los más necesitados” dijo el arquitecto Badillo Lozano.

 

Share
Nov 302017
 

El tema fue el eje  del segundo ciclo del Encuentro nacional sobre transparencia e integridad en la gestión

Nilaixa Rodríguez Mateo

La reconstrucción desde la integridad fue la base de la celebración del segundo ciclo del Encuentro nacional sobre transparencia e integridad en la gestión presentado por la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico del 28 al 30 de noviembre.  En este segundo ciclo importantes voces del ámbito académico, económico, legal,  periodístico, comunitario y de la administración pública debatieron el tema en profundidad.

Los ponentes del primer foro cuyo tema fue  El pernicioso ciclo: desastres y dependencia fueron el Dr. Leandro Colón, economista y vicepresidente de Asuntos Académicos; el Dr. José Molinelli Freytes, geomorfólogo; y el Lcdo. Kevin González, economista y abogado.

Los ponentes del primer foro cuyo tema fue  El pernicioso ciclo: desastres y dependencia fueron el Dr. Leandro Colón, economista y vicepresidente de Asuntos Académicos; el Dr. José Molinelli Freytes, geomorfólogo; y el Lcdo. Kevin González, economista y abogado.

El Dr. Leandro Colón Alicea dio inicio al foro presentando asuntos más profundos sobre  lo que  ha llevado a Puerto Rico a la situación actual y cómo ha  desmejorado luego de este fenómeno natural.  El economista sostuvo, además, que la dependencia del País se origina de los ciudadanos y de la manera en que el puertorriqueño fue criado. “Lo que se inculcó a nuestra  generación es que Puerto Rico era pequeño, que Puerto Rico no tenía oportunidades ni recursos y eso creó un sentido de impotencia y de autoestima baja. Por eso debemos mejorar nuestro sistema educativo, tenemos que llevar el mensaje a los niños más pequeños sobre el potencial que  tenemos y de que  podemos cambiar nuestro País. Nosotros podemos innovar, podemos inventar y podemos desarrollar proyectos” indicó Colón.

Mientras, el Dr. José Molinelli Freytes expuso los problemas de planificación que han ocurrido en

Molinelli explicó la  vulnerabilidad de la Isla  y exhortó a desarrollar un país sostenible con una planificación inteligente.

Puerto Rico, sus causas  y cómo se manifestaron a la luz del desastre del huracán María.    El experto explicó la  vulnerabilidad de la Isla  y exhortó a desarrollar un país sostenible con una planificación inteligente.  “El conocimiento y la visión están desde hace tiempo, el problema está en el proceso de voluntad política para implantar un proyecto que desarrolle un país sostenible. No importan los errores que se hayan cometido en el pasado, o las  situaciones que tengamos en el presente, la idea fundamental es mirar al futuro y ver las cosas no solamente como fueron ni como son, sino como puede ser. Ahí está la esperanza de un país o un futuro verdaderamente sostenible y esa la idea central” sostuvo.

Por su parte, el economista Kevin González Toro  expresó que el debate académico que se logra a través de este tipo de discusión es sumamente importante porque ayuda a sacar el tema del ambiente puramente técnico  y propicia  pensar  cómo debemos construir un Puerto Rico distinto a lo que fue hace algunos meses.  “En horas, Puerto Rico vivió el cambio más drástico que pudo haber sufrido en cincuenta años y fue a causa de un desastre natural. Este tipo de discusión nos ayuda a educar sobre cómo reconstruir un país que está en unas circunstancias distintas a la de los pasados años” dijo González Toro.

La asistencia post emergencia y los ejércitos de contratistas fue el tema de discusión del segundo foro que estuvo compuesto por el Lcdo. José Frontera Agenjo, decano de la Escuela de Derecho; el Lcdo. Víctor García San Inocencio, exrepresentante;  y Juan Zaragoza, CPA y exsecretario de Hacienda.

El Lcdo. Frontera Agenjo discutió el ordenamiento vigente de las leyes y si este se aplicó a los contratos públicos, cómo funcionan en los tiempos de emergencia y  si se siguieron esas indicaciones o no se siguieron. “Lo que quisimos fue presentar la información y que se exija transparencia en la gestión de la emergencia y sobre todo que se adelante realmente el bienestar y la recuperación del País.  Y esto, no solamente de aquellos que de alguna manera puedan aprovecharse de la situación” señaló.

Juan C. Zaragoza Gómez  dialogó  sobre los retos y los derechos en el proceso de la reconstrucción, especialmente en la dimensión del dinero de contratación.

Por su parte, Juan C. Zaragoza Gómez  dialogó  sobre los retos y los derechos en el proceso de la reconstrucción, especialmente en la dimensión del dinero de contratación. “Por mi parte y por mi experiencia en Hacienda, especialmente en comportamientos relacionados con la corrupción y evasión y un poco de la dimensión de negocios, estos temas son muy  pertinentes y  van a estar afectando al País por los próximos años” apuntó.

Para García San Inocencio es meritoria la discusión pública de estos temas y enfatiza en la importancia de crear conciencia sobre estos procesos.  “Se tiene que crear una conciencia, estas cosas no pueden ocurrir en piloto automático, hay que reflexionar y promover que se trabaje con temas tan puntuales, porque no basta con reconstruir al País,  y si se hace,  hay que  hacerlo mejor de lo que estaba para que el próximo huracán no nos tumbe de nuevo” manifestó el exrepresentante.

El ciclo concluyó con el foro El papel de la participación ciudadana en la reconstrucción. El Dr. Hernán Vera Rodríguez, decano del Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y Asuntos de la Comunidad; la Sra. Sandra Rodríguez Cotto, periodista; y el Dr. Nelson I. Colon Tarrats, presidente de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico fungieron como panelistas.

El Dr. Vera  inició el panel y presentó, como modelo para Puerto Rico, lo que considera  una de las mejores prácticas en el mundo sobre  la incorporación de la ciudadanía en los procesos gubernamentales. “Hago claro que piensen en la idea de que hay otras formas de gobernar.  De que todos como ciudadanos tenemos un rol más completo para llevar a cabo en la sociedad puertorriqueña y que el gobierno somos nosotros,  y que nosotros tenemos,  para aportar, popsibles soluciones y  posibles respuestas para los retos que enfrenta el gobierno del País” explicó.

De igual forma, Sandra Rodriguez Cotto habló sobre gobernación, transparencia e integridad desde la

Sandra Rodriguez Cotto habló sobre gobernación, transparencia e integridad desde la perspectiva de los medios de comunicación.

perspectiva de los medios de comunicación.  “Es nuestro deber analizar la importancia que tenemos como ciudadanos.  Debemos asumir  nuestra responsabilidad. Y exigir una mejor calidad, tanto en la información que nos provean las autoridades,  como en la información que  comuniquen los intermediarios es decir, los periodistas o los medios de comunicación” indicó la comunicadora.

Por su parte,  el Dr. Colón Tarrats hizo un llamado a las comunidades para integrarse al proceso de reconstrucción.  “Los ciudadanos son los que tienen la gran oportunidad de reconstruir y rediseñar el País desde una nueva visión.  Es impresionante  ver como se ha  activado la ciudadanía  en el proceso activo de reconstrucción.  Esta es la oportunidad para salir de la pasividad y colocarse en la actividad, no como espectadores sino como protagonistas.   Tenemos que estar dispuestos a ser partícipes activos en este proceso” expresó el líder de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico.

Por su parte,  el Dr. Colón Tarrats hizo un llamado a las comunidades para integrarse al proceso de reconstrucción.

El  Ciclo C del Encuentro se celebrará del 6 al 8 de diciembre.  El tema principal será Los huracanes y la responsabilidad social.  Los tópicos de los foros serán El papel que vienen desempeñando y desempeñarán las organizaciones filantrópicas; La estructura de las organizaciones sociales en Puerto Rico;  y ¿Cómo preparar y organizar a la gente y a los entes de la sociedad civil para seguir la reconstrucción?  Entre los panelistas invitados a este Ciclo están el padre Enrique Camacho, director de Cáritas de Puerto Rico; Lcdo. Dennis Román, presidente de la Fundación Sila María Calderón; la  Lcda. Anitza Cox, estudios técnicos; el Lcdo. Jaime Toro Monserrate, presidente de la Junta de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades; el Arq. Luis Badillo, decano de la Escuela de Arquitectura de la PUCPR;  y el  Hon. Bernardo “Betito” Márquez, alcalde de Toa Baja.

Para escuchar los audios de los foros puede acceder a
http://huellas.pucpr.edu/?p=29043

 

Share